Rebaja de Alimentos

Puede ocurrir que el obligado al pago de la pensión alimenticia vea desmejoradas sus condiciones económicas respecto del momento en que ésta fue fijada por el Tribunal, encontrándose en la imposibilidad de seguir pagando el monto determinado en ese momento. Muchas veces ocurre que no se da cuenta oportunamente de esta situación al Tribunal, lo que deviene en la acumulación de pensiones alimenticias impagas, generando deudas millonarias que se tornan imposibles de pagar por el alimentante. Esta situación se puede evitar presentando, lo más pronto posible, una demanda de rebaja de pensión alimenticia, en la cual se ponga en conocimiento del Tribunal la nueva situación económica, solicitando rebajar el monto de la pensión a uno que se corresponda con la nueva realidad del obligado al pago. Es relevante tener presente que el desmedro en las condiciones económicas se puede producir no sólo por percibir menos dinero, sino que también, por ejemplo, por el nacimiento de nuevos hijos, el diagnóstico de una enfermedad, etcétera.

Por lo tanto, tenemos claro que las solicitudes de rebaja en las pensiones de alimentos caben si han variado las circunstancias que se tuvieron presentes al fijar su monto, cuando las necesidades alimentario disminuyen por cualquiera razón o si existe un cambio en la situación económica del alimentante.

El Juez tomará en cuenta dos elementos esenciales:

  • La capacidad económica del alimentante: cambio de la situación laboral, desempleo, nuevo empleo pero con ingresos menores;
  • Cambio de circunstancias del alimentario: El artículo 330 del Código Civil dispone “Los alimentos no se deben sino en la parte en que los medios de subsistencia del alimentario no le alcancen para subsistir de un modo correspondiente a su posición social”. Por lo tanto, si los medios del alimentario aumentan, es lógico que el monto de la pensión de alimentos se rebaje hasta completar el requisito legal, ya que este derecho no tiene por finalidad el lucro del alimentario.

Cabe la rebaja, cuando los hijos tienen cubiertas sus necesidades de subsistencia acorde con su nivel social, y si se acredita que el alimentante a raíz del otorgamiento de prestaciones mas allá de su capacidad económica y de sus razonables reservas para su propio vivir, estaba sufriendo perjuicios económicos.

Click Aquí para ver un video explicativo.

Deja un comentario


Warning: base64_decode() has been disabled for security reasons in /home/legalout/public_html/wp-content/plugins/stats-counter/wpadm-class-wp.php on line 844